MUESTRA COLECTIVA RESISTENCIA MANUSCRITA

Agata Peskins
Ana Orallo
Bimbi Larraburu
Claudia Faena
Daniel Brigante
Facundo Ceraso
Florencia Kijak
Florencia Saracho
Gerardo Keselman
Hugo Ahumada Ostengo
Jesús Huarte
Jorge Iriarte
María Inés Cámara
María Luz Mendez
Marilita Giuliano
Melina Pekholtz
Mónica Otero
Oscar Vazquez
Paula Lesch
Silvina Torviso
Vilma Criscaut

 

Inauguración

29/ 05/ 2020 19 hs

Exhibición on-line

3 de abril al 12 de mayo de 2019

Curaduría

Victoria Migliori

Victoria Baeza

Resistencia manuscrita
Escribir a mano se va haciendo cada vez más extraño.
Escribir es un acto que siempre estuvo presente en nuestra vida cotidiana, sin importar nuestra ocupación todos escribimos: tomamos apuntes, llenamos un formulario, firmamos un documento, llevamos una agenda, un diario, …
Hoy son cada vez menos los que escriben a mano, todo se resuelve teclado mediante, con órdenes habladas, tocando una pantalla, bajando una aplicación, parece que ya no hace falta escribir, y mucho menos, hacerlo a mano.
Me pregunto que pasará con la letra manuscrita cuando realmente ya nadie necesite
de ella.
Esta es una invitación a escribir para recuperar el gesto de la letra manuscrita. Escribir
por el simple hecho de escribir, trazar letras, desafiar la palabra, la línea, el párrafo y
solo escribir letras … o dibujarlas?

Victoria Migliori arq

Escritura, signos, ciudad…

La escritura manuscrita, ese gesto gráfico, lineal, emocional, con movimiento en su composición podría rastrear su origen hasta la escritura cuneiforme, el momento en la historia donde la ciudad se erige en un nuevo mundo simbólico. Filas horizontales donde los signos se empiezan a separar de la pictografía inicial para empezar a identificarse con sonidos silábicos y la arcilla como soporte esencial para la memoria fijando mensajes, cifras, nombres, expresiones y trazando murallas y ciudadelas en la representación de la ciudad.

Siempre me interesó esta posible relación entre la forma escrita y la forma urbana; el diálogo entre forma y soporte del signo. El hecho cultural de escribir a mano sigue siendo una expresión tanto poética como de registro. Su abandono nos arroja hacia soportes de código binario con una existencia sólo virtual que deriva en otras representaciones en un espacio digital.

Hoy nuestra escritura manuscrita, marca física, es bastión de sueños y de ciudad.

Victoria Baeza arq

es Español
X